¡Amaiko! *^_^*

Este post va a ser cortito pero lleno de fotos mías wuhh. Normalmente eso no sé si es bueno o malo, pero esta vez os aseguro que valen la pena jajajaja.

Como ya dije en el post anterior, había hecho una reserva en un estudio de fotos para vestirme de maiko. En realidad, lo que a mi me hacía ilusión era ponerme un kimono bueno, uno de los caros, no de estos que venden por 30€ y son una telilla que por mucho que planches no coge forma.

La idea la saqué de una amercana que puso fotos suyas así vesda en Facebook, y automáticamente dije: “¡YO TAMBIÉN QUIERO!” jajaja, ¿y qué mejor que hacerlo en Kyoto? Al fin y al cabo es la cuna de las geishas :3

Una cosa curiosa es que no te puedes vestir de geisha, sino de maiko, que son las aprendices de geisha. Al fin y al cabo, ser geisha no es sólo vestirse de determinada manera, sino que implica mucho más, por ello, aunque en apariencia pueda parecer lo mismo (bueno, en realidad cambia el peinado y detalles por el estilo), el común de los mortales sólo podemos vestirnos de maiko.

Así que bueno, llegué a la hora y dos japonesas muy amables me intentaron explicar en el japonés más simple posible lo que tenía que hacer (dejar las cosas en una taquilla, sentarme nosedonde, etc, etc.). Primero me recogieron el pelo y me maquillaron mientras me preguntaban lo típico, que de dónde soy, que qué hago en Kyoto, y esas cosas. Muy majas, la verdad, porque aunque veían que no sabía demasiado japonés me seguían dando conversación, super amables. En cuanto me di cuenta ya estaba maquillada, no tardaron ni 10 minutos. Me encasquetaron el gorro/peluca (tuvieron que probar con varias tallas de cabeza porque los primeros me quedaban grandes), y me pasaron a una sala llena de kimonos, impresionante. Debían de tener unos 70 en esa sala, y no quiero imaginar lo que puede costar cada uno.

Elegí uno morado, y ellas eligieron los complementos a juego (el obi, o lazo de la cintura, y accesorios para el pelo).

Con 5 capas de kimono y casi sin poder respirar, me llevaron descalza hasta la sala donde me sacaron las fotos. Con el kimono puesto, me dijeron que no podía pisar el suelo normal, así que tenía que seguir un caminito donde el suelo estaba recubierto con un material que supongo que es más blandito y no daña el kimono.

Me sacaron 20 fotos, haciéndome posar de diferentes maneras. No os hago esperar más, aquí está al resultado de la sesión:

DSC_0021DSC_0023DSC_0025DSC_0027DSC_0028DSC_0030DSC_0031DSC_0032DSC_0002DSC_0004DSC_0005DSC_0007DSC_0009DSC_0010DSC_0012DSC_0013DSC_0015DSC_0016DSC_0018DSC_0019

En muchas fotos ni me reconozco jajaja. De hecho, cuando se las enseñé a m familia, tuve que decirles que era yo, porque al principio se quedaron con cara de…: “qué bonito, una japonesa”. Jajajajajaja. La verdad es que las fotos son una pasada, la fotógrafa me iba dando accesorios como abanicos y esas cosas. Existía la opción de sacarse fotos en el exterior pagando algo más, pero en el momento que me hizo ponerme zuecos de esos raros para una foto, me alegré inmensamente de no haber elegido esa opción, porque no pude dar ni un solo paso con ellos jajajaja.

Ahora que ya me habéis visto guapa, os voy a enseñar el making of, que da un poco de mal rollo, porque al fin y al cabo todo es un juego de luces, y en realidad con luz normal esta era más o menos mi pinta:

IMG_8179IMG_8185IMG_8186IMG_8192IMG_8183

La fotografía es todo un arte, ¿eh? ^^; Después de quitarme el kimono, me dejaron en un lavabo con UNA toallita húmeda, ¡UNA! Y lista de mi, lo primero que hice fue esparcirme todo el pintalabios por toda la cara jajajaja. Aquello era como rotulador permanente, madre mía… Vieron el panorama y me empezaron a ayudar como si fueran madres que limpian los morros a sus retoños, medio riéndose y medio aguantándose por educación jajaja, pero yo me estaba partiendo, es que soy más burra… Cuando ya más o menos estaba limpia (aunque tenía pinta de tener alergia o estar resfriada), me dieron las fotos en un CD y la fotógrafa me pidió permiso para ponerlas en su web. Me apuntó su web en un papelito pero se me perdió, así que ya no sé si las puso o no T.T Aun así me hizo ilusión que me lo pidiera hehehe *^_^* Me costó unos 70-80€ la sesión, la verdad es que para mi valió mucho la pena, es un bonito recuerdo.

Cusndo volví al hostal enseñé las fotos a mis compis de habitación (me dieron un CD, pero también una hoja impresa con las 20 fotos en miniatura), y triunfó tanto que al día siguiente dos de ellas fueron a hacerse fotos también, y me las enseñaron al día siguiente. Me alegró mucho compartir eso con ellas porque lo hicieron con toda la ilusión del mundo. Da gusto cuando te encuentras gente igual de tontorrona que tú *^_^* jijiji.

Por cierto, el nombre del post, “Amaiko”, es un juego de palabras entre Amaia (mi nombre) y maiko ^^; Es absurdo, pero lo puse en Facebook sin explicarlo y un japonés pilló el juego de palabras, así que me siento estúpidamente orgullosa de la tontería xDDDD

¡Gracias por leerme!

3 thoughts on “¡Amaiko! *^_^*

    • ¡Gracias! *^_^* Para hombres también había kimonos, y obviamente sin maquillaje, por lo que era más barato. Lo tienen todo pensado jejeje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>