Preparativos (NeCh).

Exactamente dentro de 21 días estaremos aterrizando en la capital del sol naciente. En 20 días estaré subiendo al avión más esperado de mi vida, y en 19 hypeado hasta las trancas mientras viajo en coche hasta Madrid.

Pero para llegar hasta aquí han hecho falta días y días de preparativos y de pensar concienzudamente que cojones llevarnos, y como leches conseguir a tiempo todas las cosas que nos hacían falta. Ahora ya lo único que queda de todo esto es hacer las maletas, y rezarle a Jesucristo o alguno de los miles de dioses existentes en Japón que por favor alguien nos alquile un piso.

Había pensado en contar aquellas anécdotas graciosas que he vivido mientras ponía los papeles en regla, y hacía miles de solicitudes, pero esto acabaría pareciendo un post para poner verde cualquier tipo de administración publica ¿y tampoco es eso no? Quiero decir, ¿qué culpa puede tener el ayuntamiento de Valencia de que las becas para estudios universitarios no se hagan públicas hasta noviembre? Estoy seguro que aquí lo normal no es empezar en septiembre el curso académico sino en noviembre, vamos, de toda la vida…

Supongamos que hemos pedido ya todas las becas habidas y por haber, supongamos que hemos conseguido después de luchar contra decenas de funcionarios, pues aún nos quedaba lo peor, soportar a algún que otro agente inmobiliario que básicamente es “demasiado” listo; para entrar en situación, el alquiler en Japón es algo así:

Tienes que ser japonés, sí o sí, si no lo eres necesitaras un aval japonés (guarantor) para poder alquilar el piso. Como no somos japoneses por mucho que con el sueño se nos cierren los ojos, ni tampoco conocemos algún japonés allí, hemos tenido que recurrir a ciertas agencias de “pisos para extranjeros”.

El primer mes es básicamente un atraco a mano armada, a parte del propio alquiler del piso te piden también: un extra (de ahora en adelante entenderemos como extra la misma cuantía que el alquiler de un mes) para el agente de la noble inmobiliaria, un deposito consistente de nuevo en un mes de alquiler, y un extra más para el dueño del piso, dios le tenga en su haber (menuda costumbre…).

Armado de paciencia y de dinero, intenté contactar con una inmobiliaria para extranjeros, y tuve una conversación por email tal que esto:

- Hola, somos 2 españoles, buscamos un piso desde el que se pueda ir andando a la uni.

- Hola, soy un japonés muy listo, de eso no tengo porque en la uni son carísimos, pero te vendo uno a hora y media de distancia súper bueno :D.

- No mira, es que me gustaría que estuviese cerca de la uni, tengo dinero no es problema.

- ¡Hola! ¿Qué te parece si te descuento algo del piso que esta a una hora y media de distancia?

- Mire, déjelo muchas gracias, he hablado con otras inmobiliarias y sé que es posible un piso cerca de la uni.

Entonces me mando un email ofreciéndome un piso súper súper barato a 400m de la uni… creo que se estaba quedando conmigo.

¿Sobreviviremos a la búsqueda de un piso en Japón? ¿Aprender a lo largo de un año, a escribir entradas en un blog decentemente? ¿A alguien le importa esto? Próximamente, resolveremos todas estas dudas.

One thought on “Preparativos (NeCh).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>